top of page
Buscar

Reprogramaci贸n emocional

馃帹 Hoy me acordaba de que, cuando era adolescente, a veces pensaba que mi vida era una habitaci贸n llena de cosas que me gustaban pero totalmente desordenada, y eso no me permit铆a hacer nada. Si quer铆a pintar, los pinceles estaban sucios y no encontraba papel ni materiales. Si quer铆a leer un libro no sab铆a d贸nde lo hab铆a dejado. Si quer铆a ponerme un vestido, seguro que estaba bajo la pila de ropa sucia, en un rinc贸n. Aun as铆 el vestido me gustaba, el libro era uno de mis favoritos y amaba pintar.


馃攳 Este mes hablamos de las emociones, poder identificarlas, empezar a intervenir, y progresivamente ir incorporando nuevos h谩bitos. Hoy vamos a pensar los asuntos un poco m谩s a largo plazo o, dicho de otra manera, imaginar c贸mo podemos ir ordenando nuestra pieza para que no seamos nosotrxs mismxs nuestro propio obst谩culo. Digamos que la idea es dejar de ponernos piedras en los zapatos.


馃 Hay una entrevista hermosa a la escritora Ursula Kroeber LeGuin, donde ella cuenta que amaba las piedras; siempre que sal铆a a pasear o de viaje, levantaba una. Dice que le encantaba tener en la mano un objeto que la preced铆a y sin lugar a dudas iba a durar mucho mucho m谩s que ella. Pero aun as铆 ten铆a una v谩lvula de seguridad para no ser una acumuladora compulsiva de piedras. Cuando miraba una piedra y no recordaba de d贸nde la hab铆a tra铆do, la tiraba al jard铆n. De hecho se re铆a imaginando a lxs arque贸logxs del futuro perdidos en su jard铆n sin entender nada con tanta mezcla de piedras.


馃З En cierto punto creo que todxs tenemos que tener nuestras v谩lvulas de seguridad, nuestras reglas de juego, el punto de inflexi贸n donde algo no puede seguir avanzando m谩s, la variable que hace que llevemos esa piedra al jard铆n. El momento en que nos retiramos de un lugar, de una conversaci贸n, de una relaci贸n o de nuestro propio desorden, para empezar a hacer las cosas de otra manera.


馃憗锔 Pero cuando sos adolescente no siempre entend茅s qu茅 otra cosa pod茅s hacer, y muchas veces de adultx tampoco. A m铆, en su momento, practicar el M茅todo DeROSE me fue dando la energ铆a interna y la lucidez para empezar a ordenar, en primer lugar, mi cuarto y despu茅s, paso a paso, sacar piedritas que muchas veces yo misma hab铆a puesto en mis zapatos, en mi vida.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page