top of page
Buscar

Movimiento

☕ Sentada en el sillón de nuestra escuela, saboreando un rico cafecito de acá a la vuelta, me pongo a escribir. Es una sensación que extrañaba. Las últimas semanas estuve de viaje, fue alucinante y la pasé muy bien, pero volver es algo que me gusta y disfruto mucho. El reencontrarme con la escuela, los lugares de siempre, el equipo y lxs alumnxs, me ayuda a volver a casa. A veces es ese contraste o la distancia lo que me permite conocer y asimilar las cosas.


🧳 Estuve viajando por un lugar donde todo era pequeño. Las casas eran amplias, pero los dormitorios chicos, los baños eran espaciosos, pero las duchas y canillas estaban bajitas, para lavarte los dientes, casi tenías que ponerte de cuclillas. Fue un tema de conversación con mis compañerxs de viaje. También observamos que las personas no eran necesariamente bajas de estatura, sino que el hecho de que las cosas estuvieran a esa altura era una decisión.


🤔 Esta observación me hizo pensar en las clases prácticas de nuestro método, todo lo que desarrollamos e incorporamos cuando entrenamos, como también en el formato que utilizamos a la hora de enseñar y demostrar. El formato coreográfico. Coreografía es enlazar, encadenar movimientos, desplazamientos, es coordinarnos con otra u otras personas, con la música, con las luces. Es algo que busca la fluidez sin interrupciones aleatorias. Me atrevo a decir que estos textos que compartimos semanalmente son una suerte de coreografía, temáticas que vamos enlazando a través de un hilo que nos conduce.


➿ ¿Cómo se unen estos asuntos? La coreografía con la observación que traigo de mi viaje, con esa decisión de colocar las cosas de la vida cotidiana en alturas diferentes de la convencional. En ambas situaciones, para movernos, para hacer las cosas tenemos que activar el cuerpo y modificar nuestro rango de movimiento.


🪁 En los últimos años, y quizás por generaciones y generaciones, sobre todo en Occidente, no hay tantas cosas que nos desafíen a modificar esos rangos. O estamos de pie, o nos sentamos, y generalmente el estar sentadx respeta una altura estándar: las sillas, la cama, el sillón, el asiento de un auto, etc. Si empezamos a concientizar el cuerpo, si optamos por ampliar nuestros movimientos, podemos explorar y llegar a conocer más este vehículo que nos transporta en el plano físico, podemos conocer las posibilidades que nos ofrece, experimentar de qué somos capaces, cuáles son nuestros límites y cómo es posible traspasarlos.


👩‍🎓 Hay cosas que, para aprender y vivenciar, hay que hacerlas. Podemos estudiar toda la teoría sobre cómo es que realmente se hace, pero no terminaremos de entenderlo, de sentirlo en cada célula, hasta que lo hagamos. Como viajar y conocer un lugar nuevo: yo te puedo contar todo lo que vi en ese destino, te puedo describir sus casas y costumbres, pero hasta que no vas y lo vivenciás, no podés compartirlo desde la experiencia, desde la memoria o desde el cuerpo.


💪 Al poner la teoría en práctica, ganamos autoconocimiento. Cuando aprendemos a registrar nuestro cuerpo, comenzamos a percibir si se encuentra relajado, si tiene sectores donde concentra tensión, si estamos haciendo más fuerza que la necesaria para el momento.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Amabilidad y autodeterminación

“La libertad es nuestro bien más precioso. En el caso de tener que confrontarla con la disciplina, si esta violentase a aquella, opte por la libertad”. Célebre frase del Profesor DeRose. Estas son lin

Claridad mental

🏙️Vivir en la ciudad es vivir rodeado de ruido. Vivo cerca de una cancha de fútbol y, cada vez que hay partido, se exacerba el ruido en la calle, entre los gritos de los hinchas, los petardos y los a

Comments


bottom of page