Buscar

Frugalidad

🌞 Sale el sol y tengo el impulso de ir afuera. De poder ver el cielo, amplio, de sentir el viento y el sol en la piel. Es algo que surge automáticamente cuando veo que el día está soleado y siento que es algo importante para el cuerpo, un mecanismo que se activa para recargar mis baterías. Me dan curiosidad esos impulsos que surgen de un lugar tan profundo: los siento vitales, nunca los racionalizo mucho y sé que influyen en mi forma de actuar.


🍎 Me pasa a la hora de alimentarme. Es un estímulo tan grande, que siento que no debería tener cuestionamientos, que necesito hacer lo que mi cuerpo me pide para poder subsistir. Pero sé que muchas veces este estímulo viene con una carga fuerte de mi plano emocional. Responder al estímulo sin barreras no siempre lleva a los mejores resultados, y me doy cuenta de que una sensación de necesidad corporal/emocional no es necesariamente una verdad innegable, también puede ser fruto de las costumbres.


🥑 En este caso me interesa un concepto, el de la frugalidad. Es darle importancia a las necesidades del cuerpo, pero imprimiendo conciencia, eligiendo lo mejor y evitando interpretar de forma exagerada la información que surge del cuerpo, muchas veces teñida por la emoción. Elegir lo mejor varía para cada persona; en mi caso tiene que ver con la cruza de dos cosas que son importantes para mí: quiero que la comida sea placentera y rica, y quiero que me haga bien, que después de comer me sienta con energía para seguir con mi día y mis actividades.


🍉 Si las emociones terminan ganando, la cantidad o calidad de lo que como puede hacer que el organismo precise mucho tiempo para volver a funcionar normalmente. Para que esto no suceda, intento seguir el consejo del Prof. DeRose a la hora de comer: poca cantidad y mucha calidad.




👉🏽Mail semanal escrito por @afalkear y 📷 de la previa de una de las tantas veces que cocinamos en la escuela juntxs, tres recetas, mucha gente, una fiesta de sabores y risas.



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Pausa