Buscar

Estar presentes en el momento...

🥖 Paso por una panadería, el olor que sale es increíble, respiro profundo, me como el perfume con la nariz, el aire recorre los conductos respiratorios y llega a los pulmones, de ahí el olor se expande y llega a cada célula. Cuando hay olores que no me gustan, simplemente interrumpo la respiración, lo hago en forma automática, y la práctica me ha dado una gran capacidad para estar mucho tiempo sin respirar. Cuando quiero estar más presente en un lugar, la respiración es profunda, y cuando quiero estar menos presente, detengo la respiración. Mientras escribía esto me vino a la cabeza algo que descubrí en Brasil. Al estar con otra persona unx puede mirarla, tocarla, besarla; dentro del acto amoroso, en Brasil, tienen una expresión que es “dar um cheiro”, sería oler al otrx, olfatearlx. Es parte de las posibilidades y hacen uso de ella, y lo bien que hacen.


🧩 Este mes el tema es la respiración, que aparte de ser completa, también puede ser profunda. A veces esto se da naturalmente, por ejemplo en la época en la que aparecen los jazmines en la ciudad y no nos alcanza la vida para disfrutar de ese perfume, pero otras veces hay que buscar esa profundidad, y creo que es importante hacerlo porque hay algo muy potente y primitivo en el acto de llenar los pulmones, algo que nos conecta por un lado con nuestro aparato biológico, pero también con eso que buscamos todo el tiempo que es estar presentes en el momento.



✍🏽 Fragmento de nuestro mail semanal escrito por @brriel 📷 en esta foto el curso básico de nuestra escuela, mientras charlamos, compartimos y aprendemos.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo