Buscar

El alimento de nuestra mente

⏳ Hace rato que vengo pensando en cómo cambia la percepción del tiempo en la medida que pasan los años. Cuando somos más peques el tiempo pasa más lento, a medida que crecemos hay algo en el tiempo que se acelera. Cada tanto hago el ejercicio de pensar dónde estaba, en qué andaba hace X tiempo.


🤯 En estos últimos años, encontrar la respuesta se me hizo más confuso, esa época en la cual pasamos casi todo el día dentro de casa, viviendo una rutina distinta de la acostumbrada.


➕Pienso qué cosas aprendí y qué logré incorporar . Algo que me viene a la mente es que, en vez de salir a comprar, las compras venían a mi casa. En vez de ir a la verdulería, recibía un bolsón y eso era siempre una sorpresa, casi nunca las cosas que me traían eran las mismas. Ahora, cuando voy a la verdulería intento hacer compras diferentes, sin caer en la rutina: papas, morrones, cebolla, calabaza…, desafiándome a ser más creativa y cambiar los sabores y los colores con los cuales estoy acostumbrada a cocinar y a comer.


🧠 “Nuestra mente precisa alimento igual que nuestro cuerpo físico. Su alimento es materia mental. Así como podemos elegir qué alimentos incorporar al cuerpo, cómo enriquecerlo con variedades que nos parezcan nutritivas, podemos hacer lo mismo con la mente.” Esto me hace pensar que con las emociones y los pensamientos se puede hacer algo parecido a lo que hacemos con la cocina.


Al ser aspectos menos tangibles y más sutiles, es lógico que no podamos aprenderlos de algo tan concreto como leer teoría al respecto. Una forma de jugar y de experimentarlo es explorando formas diferentes de transitar las emociones y encauzar los pensamientos. Para poder hacerlo debemos incorporar otras materias primas, para que el resultado final no sea como el anterior. Así como es más fácil y rápido hacer las compras con la lista de siempre, lo mismo pasa con cómo accionamos o pensamos. El camino más recorrido es el que gana; observamos que, en determinadas situaciones, terminamos desencadenando las mismas reacciones.


🧠〰️🧠 Te propongo poner pausa a la comida rápida, a las listas de “lo de siempre”, e invertir más tiempo y por lo tanto energía en construir nuevas direcciones de pensamientos, en que aparezcan diferentes emociones, tal vez sobre caminos ya recorridos. Así podrás conocer y conocerte más, como también relacionarte de formas diversas con tu entorno.


🗣️¿Cómo hacer eso? Eligiendo con más atención lo que incorporamos: libros, pelis, conversaciones que tenemos, personas con las que nos vinculamos. Para reforzar lo que sí y pausar lo que por ahora no, tornándonos permeables a incorporar aquellas cosas que nos atraen de otras personas, qué nos puedan enseñar con el simple acto de estar cerca, de observarlas y de compartir.


🔋Como dije, para esto se necesita un power extra, para no caer en lo rápido y fácil. Entrenar técnicas que refuerzan nuestra estructura nos ayudan a generar esos cambios.






👉🏽Mail semanal escrito por @juliwertheimer y 📷 de Juli transmitiendo y enseñando.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo