top of page
Buscar

A tientas

Tengo en casa el poster de un cuadro que amo de René Magritte, el pintor belga: Castillo de los Pirineos. Se trata de una roca enorme con un castillo arriba, suspendida en el aire sobre el océano. Me sé ese cuadro de memoria y aun así siempre me sorprende. Me sorprende la imposibilidad de lo que propone tornada una realidad factible, al menos en el universo de esta pintura.

🎩 Magritte era un pintor surrealista. Pintaba cosas que desafiaban la realidad, les daba vueltas a imágenes y conceptos imposibles. En este fin de año, y desde siempre, pienso que tener cerquita algunas cosas que desafían la idea de realidad tan establecida tiene algo de nutritivo, de saludable.

🪁 El nombre de este cuadro hace alusión a la expresión francesa faire des châteaux en Espagne, que equivaldría a construir castillos en el aire. Es decir, una idea imposible de alcanzar. Venimos hablando de mentalizar, venimos pensando fuerte y pisando fuerte en la realidad, en lo concreto. Pero aun así nos invito a considerar esos “permitidos” surrealistas que nos proponen pensar otras cosas, ver otras posibilidades, incluir otras opciones.

✨ Es diciembre, casi enero ya, y por alguna razón eso siempre se asocia a una vuelta de página, un nuevo inicio, una posible renovación. Miro y no veo muy bien –a veces pasa, a veces se anda a tientas–, pero eso es algo que conozco (conozco a tientas): ir un poco más lento, combinar firmeza y sutileza, ver en la penumbra, mirar con la piel.

🏝️ Y así, atinadamente y casi jugando en estas vísperas de 2024, lanzo al aire una pregunta y un guiño: ¿qué te llevarías a una isla desierta? Yo me llevaría este cuadro de Magritte. Es el tipo de cosas que te enseñan que algo del orden de lo imposible siempre echa raíces en la propia posibilidad.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Relax

Comentários


bottom of page