top of page
Buscar

Y así, más vitalidad

👉🏽 Hay una frase del Profesor DeRose que dice “controlando los ritmos respiratorios, dominamos nuestras emociones y acciones. Alterando los niveles de profundidad de la respiración, conquistamos nuevos estados de conciencia. Interfiriendo voluntariamente en el acto respiratorio cruzamos la frontera entre lo consciente y lo inconsciente”

🧐 Cada vez que la leo se me ocurren más formas de profundizar en esos conceptos. Alex dijo la semana pasada que “pequeñas modificaciones pueden producir cambios significativos a mediano y largo plazo”; la respiración es un campo donde esto se aplica directamente. Y algo interesante es que varias de esas transformaciones pueden notarse pocos minutos después de haber entrenado algunas de las técnicas.

🫁 La respiración es un proceso que se produce de manera involuntaria y automática que se mantiene constante, al igual que muchas otras funciones vitales del cuerpo; sin embargo, algo que le es propio es que varias de sus características pueden modificarse voluntariamente. 🪴 El oxígeno es el combustible que necesita el cuerpo para ponerse en marcha. Es por eso que, cuanto más rico en oxígeno es el aire que inspiramos, más vitales nos sentimos. Y cuanto más profunda y completa es la respiración, más de ese combustible incorporamos. La mayoría de las personas suele respirar de forma superficial, utilizando apenas las partes media o alta de los pulmones. Imaginemos los pulmones como dos pirámides y la sangre queriendo abarcarlas. Por la influencia de la fuerza de gravedad, la mayor parte de la sangre se concentra en la base de los pulmones, mientras que el aire, por ser más liviano, tiende a ubicarse en la parte superior. De esta manera, la parte más alta va a estar bien oxigenada pero poco irrigada por la sangre y, por el contrario, las bases van a estar bien irrigadas pero menos oxigenadas. Aplicando la ecuación respiración amplia, profunda y completa logramos distribuir mejor el aire que ingresa y la circulación sanguínea que recorre los pulmones, aprovechando más nuestra capacidad pulmonar. Como optimizar más el tiempo que invertimos al ir a cargar nafta: llenar el tanque, en vez de ir cargando de a pocos litros.

😮 Si pensamos que la respiración es algo que hacemos cada minuto de cada día de nuestras vidas, pensemos cuánta más energía podemos tener si logramos realizarla mejor: sentirnos con más vitalidad, oxigenar mejor el cuerpo, sentirnos más fuertes, tener más lucidez, ampliar nuestra concentración y hasta mejorar nuestros vínculos, ya que dispondremos de un margen para lidiar con situaciones más exigentes.

🙃 Al entrenar la respiración, logramos con el tiempo reeducarla, para que al producirse en forma involuntaria en situaciones cotidianas podamos aprovecharla mejor. Es interesante observar que este entrenamiento tiene que ser placentero, para que se logre incorporar la nueva forma – o recuperarla– de este recurso biológico.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page