top of page
Buscar

Respiración

👃🏾 Me inspira, me ahoga, me sofoca, no me da respiro y me vuelve a inspirar. Estas y tantas expresiones se asocian a ese acto simple, inconsciente, cotidiano, pero indiscutiblemente vital.


👁️ Inconsciente, pero posible de tornarlo consciente y reeducarlo para potenciarlo y que, más que que sofocarnos, nos inspire. Que se nos corte menos el aliento y que nos alentemos más.


💪🏽 Voluntario, y entonces, ¿qué hacemos? Decidimos, intervenimos: respiramos por la nariz, sí, por la nariz: olisquear el aire y por lo tanto estimular el olfato, la memoria, el instinto. Y además filtramos, entibiamos y humedecemos el aire. Sí, voluntario: entonces inspiramos y exhalamos por la nariz.


🕶 No, no levantemos el pecho, no saquemos pecho, llevemos el aire al abdomen. Sí tomémonos el tiempo de llenar la parte baja de los pulmones, de conocerla, de recorrerla. De, tal vez, salir del 20% de uso de nuestra capacidad respiratoria y expandirla a un 60 %, un 80 %, un 100 %.


🗣️ ¿Ruido? No, silencio. Respiremos de manera sutil, sin esfuerzo, con disfrute. Inspiremos y exhalemos fluidamente, sabiendo que nuestro organismo se recarga de energía cada vez que llevamos adelante ese acto tan simple y tan vital.


🔍 Sepamos que hay una manera de respirar ligada al sueño y otra a la vigilia, leves sutilezas y cambios en momentos de gran concentración, notables cambios en momentos de ansiedad o enojo. La respiración está ligada a distintos estados de conciencia. La respiración es fascinante.


✏️ Este mes vamos a ir conociendo más sus recovecos, sus sorpresas y su mecánica. Pero mientras tanto, experimentemos un poco todo lo dicho hasta aquí, sabiendo que lo que se incorpora de manera consciente y por lo tanto con mayor esfuerzo, tarde o temprano se asimila y pasa a ser un hábito que funciona de manera inconsciente. La respiración es un gran ejemplo de esto.



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Relax

Kommentare


bottom of page