Buscar

Respiración

Vamos a hablar sobre un hábito muy importante: la respiración.

Solemos respirar en forma superficial, pero podemos generar el hábito de respirar de manera más profunda y así aprovechar mucho mejor este recurso, aumentando nuestra vitalidad e incluso nuestra capacidad de foco en lo que estamos haciendo.


Te proponemos practicar la respiración completa, para eso vas a inspirar utilizando la parte baja de los pulmones, proyectando el abdomen hacia afuera, luego la media expandiendo la región intercostal y por último la alta dilatando la parte superior del pecho, para luego exhalar vaciando primero la parte alta, luego, media y baja de los pulmones. De esta forma buscamos aprovechar la totalidad de nuestra capacidad respiratoria.


Queríamos compartir algo más sobre este tema: todo lo que hacemos de manera consciente y constante, y por lo tanto poniéndole energía y atención, tarde o temprano lo incorporamos de manera inconsciente. Y, a partir de ese momento, disponemos de la energía que antes utilizábamos en generar ese cambio, para hacer algo nuevo. Así ocurre con la respiración cuando buscamos incorporar una respiración más completa. Al principio nos observamos y seguimos respirando como siempre, pero llega un momento en que, al observarnos, notamos que el hábito ya fue incorporado y da una satisfacción enorme, por el simple hecho de respirar mejor y por haber logrado generar una modificación que tiene que ver con lo que queremos.




0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Pausa