Buscar

[...] levantá el mentón un poquito, dejá caer la cabeza hacia atrás [...]

💧Pensaba en el agua, en que a veces está tan fría que no nos animamos a meternos, pero si por ese primer impacto no nos zambullimos, podemos perdernos la magia que es flotar en esa materia increíble que nos opone una resistencia agradable, distinta a la del aire, distinta a la del suelo.


🌊 Pensaba que a veces descontraer tiene algo de sumergirse en el agua, de caer, pero suavemente. De soltar pero sentir la contención. Solemos estar alertas, casi sin decidirlo; así está seteado nuestro sistema, así sobrevivimos. Y, por qué no decirlo, también es algo que seguimos alimentando a través de nuestros hábitos y costumbres.


🏖️ No sé dónde estarás mientras leés, no sé qué día será, ni qué hora, pero levantá el mentón un poquito, dejá caer la cabeza hacia atrás, que la boca se entreabra; las manos se ensanchen, las piernas se descrucen, la espalda se sumerja en lo que la recibe. Flotemos por unos instantes en la vida.


👁️ ¿Qué se ve? ¿Se ven los objetos y las cosas? ¿O es como si por unos instantes la vista también se relajase, y se viese menos definido? Y, en esa penumbra de lo más evidente, tuviésemos un pequeño avistaje de nuestra existencia.









✍🏽 Fragmento de nuestro mail semanal escrito por @gagliardinil y en esta 📷 foto Lu y @juliwertheimer, mirando, charlando, compartiendo.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Pausa