top of page
Buscar

Abstracción de los sentidos II

🐠 Para poder moverse como pez en el agua en cualquier terreno, está bueno barrenarlo, conocerlo, observarlo, y así conocernos y observarnos en ese entorno para que luego se genere la alquimia.


🤓 Pienso que a lo largo de mi vida, cuando quise desenvolverme en algunas áreas, primero las estudié al pie de la letra, seguí el camino propuesto, y después de haber consolidado esa información y experiencia logré que aflorara mi impronta personal. Un ejemplo simple podría ser en la cocina. Soy de esas personas que, si me preguntás cómo hice tal cosa, te voy a contestar “a ojo”. Sé que esta es una actividad donde la balanza importa. Pero para la liga en la que juego está bien si me defiendo sin usarla. Para poder cocinar a ojo, dediqué varios años a seguir recetas, participé en clases de cocina y registré las consistencias de las preparaciones y la lógica de cómo mezclar los ingredientes según los resultados que quería conseguir. Ese conocimiento de base es el que ahora me permite manejarme con más soltura cuando se me antoja cocinar con lo que hay.


👀 Para lograr algo, un camino puede ser el de entrenar cosas que nos acerquen a la meta que queramos alcanzar. Los sentidos son el medio con el cual interactuamos con las otras personas y con el entorno en general. A través de los sentidos nos vamos moldeando, nos impregnamos de vivencias, de experiencias; eso nos transforma y nos hace actuar en respuesta.


👁️ Desde los sentidos movemos información, tanto de afuera hacia adentro como viceversa. Para evitar vivir en modo alerta constante, contamos con mecanismos inconscientes que nos permiten silenciar algunos sentidos por adaptación o por supervivencia.

¿Qué pasa si decidimos entrenar esa abstracción de los sentidos, por ejemplo haciendo foco en uno solo? Podemos desarrollar así nuestras cualidades potenciales y luego utilizarlas en los momentos en que sintamos mayor exigencia. Si logramos entrenar ese foco en el plano físico, podremos replicar eso mismo en la mente. Y pasar de tener quinientos pensamientos a la vez, a focalizarnos en uno solo, logrando así mayor concentración cuando esta sea necesaria.


😊 La vida misma nos entrena: cada día es diferente y está en nosotrxs decidir cómo jugar con lo que tenemos, desafiarnos, descubrirnos y así ir transformándonos hacía aquello que queremos.


💪🏽 Vamos a entrenar entonces. Al terminar de leer esto, buscá sentarte en una posición cómoda, manteniendo la espalda derecha, a fin de invitar a la lucidez y la concentración. Cerrá los ojos, para comenzar desde ahora a disminuir esos estímulos que vienen de afuera, y empezá a aquietar los estímulos que vienen de adentro, como la constante aparición de varios pensamientos a la vez. Para eso, tratá de priorizar el sentido de la audición y de mantener la atención en un sonido del ambiente donde estés, dejando que los demás sonidos pasen a segundo plano. Frente a cualquier dispersión, dejá que aquello siga sin curso, sin invertir en desarrollar un pensamiento y sin dar lugar a la sensación, solo dejar que pase y que tu foco alimente la atención sobre aquel sonido que elegiste al comienzo. Mantené este ejercicio un par de minutos. Podés hacerlo todos los días, para ir desarrollando esta capacidad cada vez más.



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Relax

bottom of page