top of page
Buscar

Año nuevo

✨ Cuando escribo estas palabras, todavía es diciembre, todavía es el año 2022. Pero van a ser leídas ya en enero. En un nuevo año. Apenas van a pasar tres o cuatro días entre hoy y que este mail salga, pero al cambiar el año de alguna manera pasa una eternidad. Regresamos al mojón cero. 🌊 Ayer a la tarde volvimos de uno de los lugares más hermosos y salvajes que visité en mi vida. Desde la casita se veía el mar, que cada día era distinto. Se veía la vía láctea estallada de estrellas a la noche. Y el atardecer sobre el océano, porque al ser un golfo, el ángulo de la costa lo permitía.. Y el amanecer sobre la estepa patagónica. Estuvimos apenas unos días; y también fue una eternidad. 💥 A veces pasa una eternidad cuando volvemos al mojón cero. A veces.., cuando estamos en un lugar que se cae para adentro de nosotrxs por cada poro y nos va llenando en un goteo infinito de estrellas, acantilados, atardeceres, mares, ñandúes, liebres, gatos monteses, lobos marinos, cangrejos, dunas, amaneceres, silencio, viento, horizonte. 🎁 Pensaba en que tenía ganas de hacer un regalo. Cómo se regala a través de palabras. A través de un texto que tiene principio y fin. Que no tiene cuerpo palpable. Cómo se hace un regalo a personas conocidas y desconocidas. Creo que se parece a soltar algo al viento, un arrullo, un deseo, un anhelo, para que resuene y haga eco quizás en algún lugar. 🐚 Suelto mi murmullo al viento patagónico, que es potente y mece la casa (o la sacude con fuerza), caracol susurro mis palabras sobre un acantilado de más de sesenta metros de altura que se alza en el Golfo de San Matías y te mantiene junto al abismo del mar. En un ratito, un eterno ratito, cambiamos de año. Nos reseteamos una vez más.. Nosotrxs, nuestrxs amigxs, familias, nuestra gente, la gente. (Y en cierto punto, elegimos seguir regando algunas cosas que nos componen y dar fin a otras.) 🌻 Que el año que se inicia esté lleno de esos momentos que entran por los poros y te llenan de una alegría primaria. Indiscutible.A veces, no hace falta algo extraordinario. A veces es una mirada, un cielo estrellado, un abrazo, el mar, un gesto, una palabra, el viento. Lo importante es tener los poros bien abiertos, dejarnos inundar y por nada de este mundo distraernos.





👉🏽 Mail semanal escrito por @gagliardinil y 📷 del atardecer sobre el mar en el Golfo de San Matías.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Relax

Comments


bottom of page